dilluns, 12 de març de 2007

dissabte

Atabalament. La Marta marxa d'excursió. Matino per preparar-li el menjar que s'ha d'endur. El Pau també matina: vol fer una coca. Miro el rellotge i me n'adono que tenim temps: sense pressa però sense pausa.
Esmorzen: coca de xocolata.

Acompanyo a la Marta, amb la Tami que necessita sortir a fer les seves cosetes. Al Cau fem 'teràpia' amb el M., un nen que té por dels gossos. S'acosta a poc a poc a la Tami jo la faig seure i intento que no es mogui per que no s'espanti. Després, el M. continua al meu costat i li dono la cadena de la Tami. Ell al·lucina. Quan li dic que la passegi, encara més. Anem tots dos a fer una volta per dins del cau, ell portant la Tami. Després ho repeteix ell sol. Ella fa el que ha de fer, no estira. És una passada de gossa. Si ens veiéssim més sovint aviat perdria la por als gossos, com a mínim a la Tami.
Jocs al sol que entra a l'habitació dels nens.

Quan marxen torno a casa. Hem d'anar a Correus a enviar dos regal de Nadal tardans. Ho sento, amics de Valladolid i de Zamora. Sóc una mica desastre.
De Correus a un parc a jugar una estoneta amb els nens. Anem a la plaça de Tetuan. Primer mirem de prop la font (les fotos aquí) i després anem a la zona infantil els nens a jugar i jo a fer fotos.
Per la tarda: tranquil·litat a casa. Fem fang de color blau. Ara queda maquíssim al costat del telèfon.



Demasiadas cosas. Marta se va de excursión. Madrugo para prepararle la comida que se tiene que llevar. Pau también madruga: quiere hacer un bizcocho. Miro el reloj y me doy cuenta de que tenemos tiempo: sin prisa pero sin pausa.
Desayunamos coca de chocolate. Acompaño a Marta con Tami que tiene que salir a hacer sus cosas. En el Cau hacemos 'terapia' con M., un niño que tiene miedo de los perros. Se acerca despacio a Tami y yo hago que se siente e intento que no se mueva para que el niño no se asuste. Después, M. continúa a mi lado y le doy la correa de Tami. El me mira sorprendido, como si no se lo creyera. Cuando le digo que la pasee, aún más. Vamos los dos a dar una vuelta por dentro del Cau, el llevando a Tami. Después lo repite él solo. Tami hace lo que tiene que hacer, no tira de la correa y se porta muy bien. Es una passada de perra. Si nos vieramos más a menudo pronto perdería el miedo a los perros, como mínimo a Tami.
Cuando se van vuelvo a casa. Tenemos que ir a Correos a enviar dos regalos de Navidad tardíos. Lo siento, amigos de Valladolid y Zamora, pero no tengo tiempo de nada.
De Correos a un parque a jugar un ratito con los niños. Vamos a la plaza Tetuán. Primero miramos la fuente (las fotos aquí) y después vamos a la zona infantil: los niños a jugar y yo a hacer fotos.
Por la tarde: tranquilidad en casa. Hacer cosas con barro de color azul que hemos puesto al lado del teléfono e Íria aprovecha para jugar cuando se acerca por allí.

Cap comentari:

Publica un comentari